(0343) 423-0177 | info@etchevehere-rural.com.ar

Juan Eiras: “El futuro para las carnes de calidad está en China”

Volver
Juan Eiras: “El futuro para las carnes de calidad está en China”
  • Noticias

  • Juan Eiras: “El futuro para las carnes de calidad está en China”

  • El Ing. Agr. Juan Eiras, presidente de la Cámara Argentina de Feed Lot, analizó los distintos temas que hacen a la producción de carne en su país y en la región. Dijo que la intervención del gobierno de Alberto Fernández “pone frenos” y “desestimula”.

    Martín Olaverry.

    —¿Cómo está el negocio del corral en Argentina?

    —Está mejor de lo que estuvo en gran parte del 2020, porque la recuperación de precios del gordo a partir de fines de noviembre del año pasado mejoró la foto. Veníamos de 7 meses de pérdidas muy grandes, donde todo se había actualizado, menos el gordo. Con haciendas de invernada muy caras, con los granos subiendo y con la devaluación oficial que se venía dando (la cotización del grano se liquida por la divisa oficial). La foto mejoró, pero el maíz no dejó de subir, como también pasa en Uruguay.

    Cuando lo miramos en plena zafra de terneros para adelante, tenemos la pandemia mundial que a todos afecta, con el cierre de los canales de carnes premium que abastecemos en común y nos pega en la interna también.

    —¿Hacia dónde se enfoca el negocio del corral? ¿Se mira más el mercado interno argentino?

    —La cuota 481 acá ha venido siendo con volúmenes interesantes, es el mejor valor por los novillos pesados, incluso que el Hilton. El mercado interno es bueno, pero estamos empobrecidos de bolsillos, el consumo interno está flaco por una cuestión propia de la inflación. Sumado a la recesión causada por las restricciones, hace que a la gente le falte poder de compra. Aumentó el consumo de pollo, como sustituto más barato. Ese mercado interno que estaba cercano a los 60 kilos per cápita a hoy que con suerte llega a los 45 kilos.

    —Para esta ventana de faena Cuota 481 de mayo ¿Qué valores están manejando para un novillo?

    —Un buen novillo cuota vale 330 pesos el kilo, sería unos 3,60 dólares más IVA. Es un muy buen valor, donde compite con el supermercadismo que está 10 o 20 centavos de dólar oficial abajo. Son muy buenos valores en relación a los que veníamos teniendo, llegó a estar a 2,10 US$.

    —El Servicio Sanitario de Argentina tomó algunas medidas respecto al tema de la salida desde corrales de novillos para frigoríficos exportadores, para evitar que vaya dentro de la Hilton. ¿Cómo impactó en el negocio?

    —Ha habido inspecciones al azar, están todas las plantas geo referenciadas, con lo cual quedaron varias decenas de establecimientos fuera del Hilton, ligados a algún grado de encierre más corral o menos corral, pero fuera del protocolo de la Cuota. Muchos se están pasando a Cuota 481 y otros manejan las ventas para Hilton o Supermercados internos que no están lejos porque no consiguen novillos. Hay que ver que el argentino nunca comió carne manufactura, y exige buenos cortes, prefieren comer menos, pero bueno.

    —¿Cómo está el tema de estas señales de intervención del gobierno en las exportaciones?

    —Nos da mucho temor, nos genera incertidumbre, con lo cual te pone frenos. No lo hace en forma abrupta, porque somos ganaderos y hay una inercia que continúa. En un escenario que no falta nada para sembrarle más dudas. La realidad es que el negocio de exportación termina ayudando no sólo al precio del mercado interno, sino a toda la economía con ingreso de divisas, mano de obra calificada. Suena disparatado. Hay una parte que suena como amenaza, pero otros piensan que es una escalada que seguirá con medidas más duras.

    —Eso termina generando dificultades al tomar decisiones productivas también.

    —Exactamente. Y siempre menor volumen. Porque no nos olvidemos que en Argentina el productor no tiene acceso al crédito, con lo cual es más profundo el razonamiento de poner todas las monedas en esa estabilidad política y de decisión que genera incertidumbres. Hay muchas cosas que hacen que uno se frene. Y del lado del criador también. Como reserva de ahorro va a vender sus terneros en la medida que lo necesite para su presupuesto, pero de hecho no hay oferta de lotes grandes. Y es parte de esta actitud que hace que la gente se vuelva más conservadora.

    —Lo de 2006 fue más drástico con el corte de las exportaciones, pero la consecuencia fue que Argentina perdiera en los años siguientes 12 millones de vacunos, que luego se recuperaron. ¿Esto que pasa ahora puede poner en riesgo nuevamente el tema del stock ganadero?

    —Estoy convencido que al final serán más moderados y no llegar a una actitud extrema que sería un disparate y no nos daría la cara a los que peinamos canas para golpear la puerta para vender la carne argentina en el mundo. Creo que no está en el paquete un cierre o una restricción importante. El tema es que esto sí entorpece toda la gestión y provoca una baja en la producción total de kilos. La incertidumbre y el enlentecimiento nos lleva a una crisis de oferta nuevamente por el faltante que esto ocasiona. Por eso estas amenazas, no son virtuosas. Uno quisiera que fuera totalmente al revés. Pero el problema es la interna que se sucede en el partido de Gobierno que entorpece todo. Porque esto se soluciona produciendo más y si sobra lo sacamos para afuera en un mundo demandante por proteínas. Pedimos que nos dejen trabajar.

    —¿Cómo ha sido la experiencia de carne de alta calidad a China, puede ser una alternativa para la Cuota?

    —Va a ser una derivación natural, más allá que Uruguay tiene otros mercados encaminados. Para Argentina claramente, Europa no da para mucho más. Veremos cómo se termina de reglamentar el Acuerdo Mercosur. A Europa lo tenemos más que cubierto. Creo que el mercado claramente está ahí, pasa que China es enorme, requiere varias reuniones, varios encuentros. Hay empresas en China que piden nuestro bife de feed lot, de corral, el bueno, el cliente los paga una fortuna, pero los quiere a domicilio, ni siquiera ir a comprarlo en la góndola del supermercado. Quiere comprarlo desde la oficina y que le llegue a su casa junto con el resto del pedido. Son tantas ciudades y provincias, que hay que ir por partes. Creo que hay que trabajarlo. Va a llevar su tiempo. Pero si logramos instalarnos es un mercado ilimitado. Creo que el gran futuro de cortes de alta calidad está en China. Pero faltaría que el gobierno venga, se asocie y nos diga para avanzar juntos, lamentablemente.

    Seguir leyendo
  • 2021-05-02

  • www.feedlot.com.ar